Actualidad y videopruebas niw.es

Yaris Cross: el B-SUV que le faltaba a Toyota, con lo que sus rivales no ofrecen

Yaris Cross: el B-SUV que le faltaba a Toyota, con lo que sus rivales no ofrecen

Toyota suma a la familia SUV híbrida de su gama el Yaris Cross Electric Hybrid. Es un Yaris de aspecto campero que permite a la enseña nipona acceder al segmento B-SUV en el que hasta ahora no estaba. ¡Y es el segmento que más crece en el mercado! Lo saben todas las marcas y han llenado las calles y carreteras de este tipo de todocaminos urbanos. .

Toyota subsana su pecado poniendo en venta un Yaris Cross todo híbrido y con versión 4×4 a precios que van de los 23.350 a los 30.300 euros al contado, sin descuentos por financiación ni paquetes de mantenimiento y servicios por cuatro años, ofertas que encontrarás en el concesionario. Precios en la línea del Corolla Touring y cualitativamente apreciables.


El sistema híbrido Toyota de cuarta generación lo conforman el propulsor térmico de tres cilindros, 93 caballos de potencia y un motor/generador eléctrico con el que el conjunto alcanza una potencia máxima de 116 caballos.


Entre los atractivos especiales del Yaris Cross está la variante 4×4, la elegida por un tercio del total de los 2.500 pedidos en preventa recibidos en Toyota España. La transmisión AWD-i se apoya en un motor eléctrico independiente para el eje trasero, al que envía hasta el 60% del par disponible cuando se necesita.

Con referencia al Yaris, pesa 95 kilogramos más y no es nada fácil conseguir esa contención en la báscula si comparamos las medidas de ambos. El Cross es 24 cm más largo que el modelo original y nueve centímetros más alto. En anchura total crece menos, apenas dos centímetros. Para equilibrar, el motor eléctrico es más compacto y la batería de iones de litio ha adelgazado 12 kilogramos.

Aventurero, pero urbano

Toyota ha retocado aspectos importantes como las suspensiones, que permiten desenvolverse en terrenos farragosos sin gran merma de la comodidad mientras el coche bota ostensiblemente. En carretera y en zonda de curvas, el comportamiento resulta notable. El cambio automático es correcto y lineal.
El trabajo de insonorización que se ha realizado en este modelo es todavía mejorable. Se cuela en el habitáculo demasiada rumorosidad. La aceleración no es tampoco el mejor aspecto de este coche que reivindica, dentro de su continente ‘aventurero’, un contenido netamente urbano y utilitario. Ahora bien, si vas por la carretera no vas a encontrar mayores dificultades en los adelantamientos. Según las especificaciones técnicas de Toyota, pasa de 0 a 100 km/h en 11,2 segundos en las versiones 4×2 y 11,8 en las de tracción completa.

Un gran ahorrador de combustible

Sus características técnicas lo mantienen en la línea de ahorro de combustible y de pocas emisiones de CO2 (ninguna de sus variantes paga impuesto de matriculación). Puede recorrer 600 km con los 36 litros de su depósito de gasolina con un gasto inferior a los 5 litros/100 km según las homologaciones WLTP.
Forzando el motor en nuestra prueba de 400 kilómetros por las carreteras lentas y rápidas de Sevilla y Cádiz, el consumo final quedó en 6,2 litros, según el ordenador de a bordo. No es aventurarse nada pensar que marcar por debajo de los 5 litros con un uso menos nervioso será la norma. En cuanto a emisiones, las versiones del Cross se han homologado entre los 99 y los 117 gramos de dióxido de carbono por kilómetro. Ni uno de la gama, sea 4×2 o 4×4 está en la lista de pago del Impuesto de Matriculación.

En las variantes 4×4 (la de lanzamiento Premiere Edition y la Adventure) se dispone de un modo Snow que reparte la tracción a todas las ruedas y otro Trail, que otorga a las ruedas que ‘trabajan’ el par que bloquea a las que no están en contacto con el suelo. Se seleccionan con una rueda giratoria situada en la consola central y se desconectan presionándola.

El Toyota Yaris Cross cuenta con esta vertiente divertida, completada con una amplia distancia sobre el suelo de 16,5 centímetros (2,5 más que el Yaris) y una posición de conducción más alta. Y, sin embargo, sigue siendo un coche del día a día para el transporte cotidiano: desplazamientos al trabajo, al colegio de los pequeños o al supermercado.

Gran maletero

El concepto ‘Big Small’ que trabaja Toyota para convertir el Yaris en un verdadero SUV del segmento B se manifiesta a las claras en la capacidad del maletero del Yaris Cross, que puede rozar los 400 litros de capacidad desde debajo de la tapa hasta el cubremaletero en las versiones 4×2, porque en las 4×4 se reduce a 325 litros.


La modularidad de los asientos traseros, que según acabados puede ser 60:40 o 40:20:40, permite cargar objetos grandes a lo largo. Y un detalle práctico son los dos cinturones que sujetan los objetos que hayamos introducido en el maletero.

La accesibilidad de carga es notable e incluso en paquetes específicos o en las versiones más equipadas se puede abrir pasando un pie por debajo del coche.


En cuanto al aspecto exterior, el Cross monta faros led en versiones avanzadas y llantas de 16, 17 o 18 pulgadas, según acabado. El diseño está en la línea de los SUV de la firma japonesa y este modelo 100% europeo para venderse aquí destaca por los dibujos que le dan robustez sobre todo en la parte baja del vehículo. Hay 14 colores disponibles y 25 combinaciones posibles, con opciones bicolor muy llamativas con techos en negro, en dorado o en blanco.


Los revestimientos interiores son elegantes y muy bien combinados para dar al interior una agradable impresión. El volante cuenta con una buena cantidad de botones para regir el cuadro de instrumentos, dar órdenes por voz, gestionar el volumen de audio, el control de velocidad.

Los modos de conducción (híbrido, eco o power) se activan desde la consola central junto a la palanca de cambio electrónico de tipo CVT. Los asientos no recogen en demasía y son suficientemente cómodos.

Una dotación de seguridad de primera clase

La pantalla de 9 pulgadas preside la tecnología de comunicación y gestiona los servicios de conexión de la última plataforma multimedia del Grupo Toyota. En las versiones más básicas (fundamentalmente la Bussines dirigida a empresas alquiladoras) no hay tanta sofisticación, que se incluye en el paquete Connect para las versiones Active Tech (que será la más vendida según los cálculos de Toyota) o directamente en los acabados Style, Style Plus, Adventure y Premiere Edition.


Nos parece más interesante la dotación de serie en cuanto a seguridad pues incluye elementos como aviso precolisión, control adaptativo de trayectoria, lector de señales de tráfico y el airbag delantero central que evita lesiones por la colisión entre los ocupantes delanteros en caso de accidente.

En paquetes opcionales hay sistemas de tráfico cruzado posterior con frenado automático, asistencia de aparcamiento, sensor de frenado o detector de ángulo muerto.

Compartir noticia

Etiquetas:
Híbrido SUV Toyota Toyota Yaris
Línea Directa lanza un seguro que cubre a todos los VMP Anterior
Siguiente España sigue muy atrasada en puntos de recarga para coches eléctricos
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias