Actualidad y videopruebas niw.es

Tesla renuncia a fabricar el eléctrico de 25.000 dólares que había prometido y sí hará los humanoides

Tesla renuncia a fabricar el eléctrico de 25.000 dólares que había prometido y sí hará los humanoides

El carácter un tanto errático de Elon Musk no siempre le sienta bien a Tesla. Sus palabras pueden tener un efecto demoledor, incluso en plena racha alcista de su empresa y sus títulos. El CEO anunció que de momento no tienen planes de acometer el low cost en torno a los 25.000 dólares de salida, el que pudiera consolidar su dominio en el mercado de los eléctricos. En cambio, dijo que se centrará en fabricar robots con forma humana para eliminar tareas sencillas y “aburridas” en las plantas. Sus títulos se desplomaron un 11%. 

Tampoco habrá Cybertruck, su pick up de diseño futurista, circulando por las calles en unos meses, como muchos inversores habían anticipado, un handicap teniendo en cuenta los progresos de competidores como Rivian con sus camionetas eléctricas y Ford con la fabricación del F-150 Lightning, su modelo eléctrico más esperado. Los esfuerzos de Tesla se centrarán en consolidar la producción de los modelos existentes en 2022 y exprimir al máximo la capacidad de sus plantas en California, Shanghai y Austin mientras terminan las obras en la fábrica de Alemania. 

Se retrasan también otros modelos

Musk admitió en la llamada con inversores que los cuellos de botella logísticos, acentuados por la escasez de microchips a nivel mundial, siguen siendo un problema que “pueden ralentizar” la salida de nuevos modelos que se esperaban para 2022, como el camión eléctrico Semi y o el Roadster, su deportivo.

No han faltado las voces en Wall Street que lo entienden como un tiro en el pie, como una intervención innecesaria. “No hay motivo para insistir y gritar ‘cadena de producción’ en medio de una sala repleta de gente”, indicó a CNN el analista de Wedbush Securities Dan Ives. “Estoy convencido de que si Musk no hubiera estado en esa llamada, las acciones habrían subido el jueves”. 

Otros lo entienden como una traición a los principios más elementales de Tesla, a su lucha por combatir el calentamiento global mediante sus coches eléctricos. Musk indicó que los robots “humanoides” pueden ser un mejor negocio que los vehículos, pero los inversores no tienen claro que desviarse de la misión principal sea el camino. 

La importancia de los coches autónomos

“Si no se está trabajando en un vehículo de 25.000 dólares, ¿es realista pensar que se pueden vender 3 millones de vehículos con dos modelos de alto volumen y la Cybertruck en 2024?”, preguntó Toni Sacconaghi, un analista para la firma financiera Bernstein. Musk contestó con una evasiva. “Es evidente por las preguntas que no se está entendiendo la importancia de los coches completamente autónomos”. 

El empresario sudafricano cree que esa tecnología será tan avanzada eventualmente que impulsará de forma considerable las ventas de coches, con o sin modelos a precios de venta más bajos. Musk prometió en 2017 hacer posible un viaje sin conductor a bordo de un Tesla atravesando Estados Unidos, algo que aún no se ha logrado. Esa parece ser su hoja de ruta, guste o no en Wall Street. 

Compartir noticia

Etiquetas:
Coches eléctricos Motor Tesla
Bentley Bentayga Hybrid: cuando el lujo llega de forma silenciosa Anterior
Siguiente Skoda Enyaq Coupé: un toque deportivo para el SUV eléctrico checo
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias