Actualidad y videopruebas niw.es

Prueba del Mazda2 2020: más refinado, urbano y listo para salir de la ciudad

Prueba del Mazda2 2020: más refinado, urbano y listo para salir de la ciudad

Mazda acaba de lanzar una nueva versión de su modelo más urbano, el Mazda2, con nueva tecnología Skyactiv-G que consiste en un sistema de híbridación ligera para el motor 1.5 de gasolina de 90 CV (la única opción mecánica disponible), además de un diseño más sofisticado y un amplio paquete de sistemas de seguridad.

Si el modelo más pequeño de Mazda, al margen del popular descapotable MX-5, ya era una excelente alternativa dentro del segmento B por su amplitud (para ser un utilitario) y la elegancia típica de la marca (es de los coches que atraen las miradas por donde pasa), ahora que incorpora la tecnología mild-hybrid es aún más interesante para su uso urbano (y también extraurbano).

La simplicidad es una virtud, además de facilitar la decisión de compra a los clientes, y quizás por eso la marca japonesa ha decidido reducir las opciones mecánicas del Mazda2 a una sola versión de gasolina de 90 CV (desaparecen los motores de 75 y 115 CV). Esta versión de potencia intermedia con tecnología Skyactiv-G le permite conseguir, por primera vez, la etiqueta ECO de la DGT, justo lo que demandan los conductores urbanos hoy en día.

El pequeño motor eléctrico de 22,5 voltios permite aumentar el rango de funcionamiento del sistema de parada y arranque automático (i-Stop), asiste al arranque y permite una mayor fluidez durante la conducción, además de alimentar los sistemas eléctricos del coche. El resultado son unas excelentes cifras de consumo (5,3 l/100 km en ciclo combinado WLTP) y de emisiones de CO2 (94 g/km según el ciclo de homologación NEDC, 17 g/km menos que la anterior versión del mismo motor sin hibridación).

Al volante

Pero si hay algo que nos ha sorprendido del nuevo Mazda2 es su mejorado comportamiento dinámico y sorprendente eficiencia en carretera, lo que convierte a este revitalizado utilitario en una magnífica opción para aventurarse fuera de la ciudad y hacer kilómetros sin ningún tipo de problema. Durante nuestra prueba de una semana le hemos hecho más de 400 kilómetros por vías interurbanas a una unidad recién estrenada que tenía poco más de 2.000 km, y el consumo medio ha bajado de los 5,1 l/100 km iniciales que marcaba el ordenador de abordo hasta unos sorprendentes 4,9 l/100 km.

El motor 1.5 Skyactiv-G de 90 CV, asociado a una transmisión manual de seis velocidades (también está disponible con cambio automático), no es de los más elásticos que hemos probado últimamente y las dos últimas marchas son bastante largas, por lo que en carretera hay que llevarlo a un régimen más bien alto para obtener un rango óptimo de potencia en todo momento. Lejos de ser una incomodidad, esto hace que sorprendan aún más las cifras de consumo, más propias de un coche diésel, por lo que creemos que la versión de 90 CV es más que suficiente para la gran mayoría de usuarios de un utilitario como este.

Nos ha agradado también el elevado grado de confort de marcha, muy propio de Mazda y que nos ha hecho sentir que viajábamos en un coche de segmento superior. Dice la marca que el sistema de suspensión se ha revisado para ofrecer un movimiento más fluido, mientras que el G-Vectoring Control Plus ha incrementado la estabilidad a alta velocidad, dos cualidades que hemos podido comprobar por nosotros mismos. Además, los asientos delanteros de nuevo diseño sujetan bien el cuerpo y reducen la oscilación de la cabeza, a pesar de que la dirección es muy precisa y transmite cierta sensación de deportividad.

Las formas del nuevo Mazda2 son aún más refinadas y elegantes gracias a la reciente evolución del diseño Kodo de la marca. Lo hemos notado por la curiosidad que despertaba el vehículo en el resto de conductores y viandantes (como sus hermanos mayores Mazda3 y Mazda6, no pasa inadvertido). Las nuevas y brillantes llantas de aleación de 16 pulgadas, de serie a partir del segundo nivel de acabado, incrementan el aspecto lujoso y exclusivo del utilitario japonés.

Interior

En cuanto al interior, la evolución también es evidente, no tanto por la selección de materiales (tan cuidada como siempre), como por la excelente insonorización del habitáculo y el nuevo diseño de los asientos delanteros, que aumentan la sensación de bienestar a bordo. En la fila trasera pueden viajar hasta tres personas, sin olvidar que es un coche del segmento B que mide 4.070 mm largo, 1.695 mm de ancho y 1.495 mm de alto.

Y aunque tres adultos de talla media sentirán la estrechez lógica de un utilitario, nos ha sorprendido la ‘comodidad’ del respaldo central, desprovisto de reposabrazos o de cualquier dispositivo plegable que haga el viaje más incómodo al sufridor pasajero del centro. Eso sí, no se libra del típico túnel de transmisión, que reduce el espacio para las piernas. La capacidad del maletero es de 250 litros, de los más pequeños entre sus rivales.

Nuestra unidad de prueba incluía retrovisor con función de oscurecimiento automático (sólo disponible en el nivel de acabado Zenith) y sistema Mazda Connect compatible con Apple CarPlay y Android Auto (de serie en toda la gama). Este sistema multimedia está integrado en la pantalla táctil de 7 pulgadas que preside el salpicadero.

El equipamiento de seguridad también da un salto de calidad con faros led de serie en toda la gama, así como sistema de asistencia a la frenada en ciudad avanzado, ahora con detección nocturna de peatones, también de serie.

Los dos niveles de acabado más altos (Zenith y Signature) incluyen faros Smart Full Led adaptativos con una matriz de ledes dividida en 20 bloques que se iluminan de forma independiente para anticiparse a los peligros, mientras que el asistente de aviso y prevención de cambio de carril involuntario está disponible en toda la gama excepto Origin (el primero de los cuatro niveles de acabado). El monitor de visión 360° con sensores de aparcamiento delanteros sólo está disponible en el nivel Signature, el más alto.

Precio

El Mazda2 1.5 Skyactiv-G 90 CV está disponible desde 19.000 euros con la carrocería de color blanco y con llantas de aleación de 15». Nuestra unidad de prueba, con nivel de acabado Zenith, que incluye las llantas de 16» y tapicería de tela azul marino, tiene un precio de 21.375 euros con la pintura roja metalizada incluida en el precio.

Compartir noticia

Etiquetas:
Mazda Mazda 2
Primeras imágenes oficiales del Citroën C4 2021, que estrena variante eléctrica ë-C4 Anterior
Siguiente Al volante del Volkswagen Touareg
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias