Actualidad y videopruebas niw.es

Primera prueba del Ford Puma: un felino anda suelto

Primera prueba del Ford Puma: un felino anda suelto

Ford competía hasta ahora en los SUV pequeños con el EcoSport, un coche muy mejorado en su segunda entrega y dotado hasta con tracción 4×4. Pero no había sido parido en/por Europa y eso, vista la competencia (Peugeot 2008 y Renault Captur, especialmente) le restaba posibilidades.

El nuevo Ford Puma resuelve el asunto de forma contundente. Retoma la histórica denominación del pequeño coupé de los 90 y la presenta con una carrocería de lo más sugerente, cuestión clave cuando el diseño sigue siendo para muchos el primer factor de compra.

Está desarrollado sobre la plataforma del utilitario Fiesta. Y punto, porque luego ha sido estirada como un chicle. Crece la longitud hasta los 4,21 metros (lo que le coloca en un término medio), también lo hace la batalla y, sobre todo, es mucho más ancho. Tanto, que sus vías se colocan al nivel de las de un Focus. Por supuesto, también es más alto y se va sentado en una posición más elevada.

Esto último mejora la visibilidad y hace más cómodo el acceso, pero el crecimiento en las dimensiones no se traslada linealmente al habitáculo. Las plazas traseras -que no cuentan con salidas de aireación- solo resultan desahogadas para niños o dos adultos de una talla media.

Claramente Ford ha pensado en familias de ese corte y ha preferido ofrecer un excelente maletero. Cubica, según versiones, hasta 456 litros y tiene dos detalles muy ingeniosos. Por un lado, el llamado Megabox y, por otro, una cortinilla cubreequipajes solidaria con el portón.

Es un interior muy bien presentado y sólido, con abundancia de plásticos duros eso sí, y un diseño casi calcado al Fiesta. La gran diferencia está en el cuadro de relojes digital, menos configurable que en otros modelos y cuya apariencia varía según cambiamos entre los cinco modos de conducción disponibles.

Por ejemplo, contamos con el consabido Eco, otro para firmes deslizantes y el que mejor encaja en la filosofía del Puma: el Sport. Sobre todo, si nos decantamos por la versión gasolina más potente, con 155 caballos. También hay otra de 125 y más adelante llegará un diésel de 120.

El bloque gasolina es el afamado 1.0 EcoBoost de tres cilindros capaz de desconectar uno para gastar menos y que se refuerza con una hibridación de 48 voltios (de serie con el ‘gordo’, opcional por 350 euros en el pequeño). Las versiones que la llevan tienen etiqueta ECO de la DGT.

La electricidad extra nunca mueve por sí sola el coche. Alimenta sistemas secundarios y apoya y refuerza al motor. Además, con el modo deportivo añade 50 Nm de par motor. Traducido al uso diario, nos encontramos siempre con mucho empuje desde bajas vueltas, no hay que estar tan pendiente del cambio -de magnífico tacto- a la hora de adelantar -lo hace muy rápido- y podemos abusar de las marchas más largas.

Sería un motor redondo si hiciera menos ruido al acelerar, porque el consumo lo decidiremos nosotros: si somos muy lineales en la conducción y aprovechamos al máximo las posibilidades Eco del coche, podremos estar fácilmente en los seis litros.

Si abusamos del acelerador y del modo Sport, súmele otro litro largo. Es lo que pide el cuerpo por el excelente chasis -con ajustes más deportivos en los acabados ST-Line y ST-Line X– y el rendimiento de los frenos y la dirección.

La excelente respuesta dinámica es el primer elemento de seguridad, pero nunca sobran los modernos asistentes de los que el Puma presume. La mayoría vienen de serie dentro de un equipamiento que incluye, ya desde el acabado intermedio ST-Line, navegador, pantalla central multifunción, conectividad SYNC 3, etc.

FORD PUMA ST LINE-X 155 CV MHEV

Ficha técnica

Dimensiones. Largo/ancho/alto/batalla: 4,21/1,80/1,53/2,59 metros.
Maletero: 401 l.
Mecánica. Gasolina, tres cilindros. 998 cc y 155 CV. Sistema híbrido de 48 V.
Cambio: Manual de seis marchas.
Tracción: Delantera.
Seguridad. Seis airbags, ESP.
Prestaciones. Velocidad máxima: 205 km/h. De 0 a 100 km/h: 9 sg. De 80 a 120 km/h en 4ª/5ª/6ª: 7,1/10,5/16 sg.
Consumo: 6,6 l/100 km. CO2: 130 gr/km.

PRECIO: 23.360 euros.

Valoración total

  1. MECÁNICA: 8
  2. COMPORTAMIENTO: 9
  3. PRESENTACIÓN: 7
  4. HABITABILIDAD: 7,5
  5. VALOR/PRECIO: 7,5

Compartir noticia

Etiquetas:
Ford Ford Puma SUV
Prueba Renault Zoe: un eléctrico tan práctico que te resultará adictivo Anterior
Siguiente Audi A3: ya hemos conducido la cuarta generación del compacto alemán
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias