Actualidad y videopruebas niw.es

Peugeot reinventa los SUV con el nuevo 408

Peugeot reinventa los SUV con el nuevo 408

«Los SUV se han convertido en algo vulgar» nos dicen los responsables de la marca francesa para justificar la innovadora silueta que luce su nueva creación: el Peugeot 408. ¿Es un todocamino, es una berlina, es un crossover coupé? Para descubrirlo hemos viajado a conocer en el famoso ADN parisino, su sede de diseño, el resultado final del llamado proyecto P-54.

El Peugeot 408 lo definen en la marca como «la reinvención de una berlina del segmento C» enclavada en la parte alta, aunque con aires claramente SUV. Es, ciertamente, un producto que nunca ha existido en su gama y que ubican entre el 308 (un compacto al uso) y el todocamino 3008. Y si miramos fuera de la casa, ¿dónde ubicarlo? Una aproximación podría definirlo como un Kia X-Ceed más grande, o un Citroen C5 X más pequeño. O como un Citroën C4 con más empaque y prestigio.

Peugeot 408: un SUV diferente

Cuando el grupo Renault fichó a Gilles Vidal, el diseñador jefe responsable del renacimiento de la Peugeot en los últimos años, el golpe sonó duro. Ahora visto lo que ha hecho Matthias Hossann, quien le sustituyera en el puesto, con esta innovadora creación, suena mucho más amortiguado.

De hecho, tampoco nos aclara mucho más el responsable mundial de producto de la marca del león: «Es un concepto muy distinto, aparte de que las fronteras entre los distintos segmentos están desapareciendo. Y como el nuevo 408 tiene trazos de varias (las citadas anteriormente) pueden conquistar a clientes de muchas tipologías.» Eso sí, insiste en que por calidad de rodadura y de construcción, estará en la parte alta de cualquiera de esos potenciales rivales.

Tecnológicamente, el Peugeot 408 está basado en la plataforma EMP-2, que admite diferentes opciones de propulsión. Mide 4,69 metros de largo, con una generosa distancia entre ejes de casi 2,88 metros. Esto último le otorga un gran espacio para las plazas traseras, algo que siempre es muy valorado en China, donde se venderá con las mismas especificaciones que en Europa.

Pero si las unidades que se vendan en el Viejo Continente, y que serán fabricadas en Francia, llegarán al mercado a comienzos de 2023, en el caso del país asiático, su producción local arrancará más tarde para aterrizar en los concesionarios en el mes de abril de 2023. El precio, nos cuentan que estará entre el de un 308 y un 3008. Lo cual supondría partir de unos 31.000 euros en su versión básica.

No muy alto, pero con distancia al suelo

El frontal, siendo también un coche ancho (1,86 metros), resulta contundente y claramente definitorio de la marca, con la parrilla pintada en el color de la carrocería, las luces diurnas en forma de garra y el gran escudo con el león que oculta tras él los diversos sensores para los sistemas ADAS. Pero hay otros rasgos que lo definen mejor.

Por un lado, no es muy alto (mide 1,48 metros en esta cota), pero goza de una generosa altura libre al suelo de casi 19 centímetros. A ello ayudan las ruedas, muy grandes en la unidad que pudimos ver al natural: las llantas oscilan entre las 17 y las 20 pulgadas y estas últimas estrenan un diseño rupturista (son las de las fotos) que, al menos a nosotros, nos resulta difícil de encajar.ç

Preguntamos a Hossan qué parte del nuevo 408 aporta más, de cuál se siente más orgulloso, y su respuesta coincide con la nuestra: la vista trasera en tres cuartos, es decir, como si mirásemos el coche desde detrás y en diagonal, desde una esquina a la opuesta en el frontal. En ellas aparecen detalles algo chocantes, como ese enorme paragolpes de plástico colocado de forma invertida. Es para darle funcionalidad, nos cuenta, y también para lograr un efecto visual único, diferente.

También nos da una lección express sobre cómo todos los pequeños pliegues en la aleta influyen en la aerodinámica (el Cx es bueno, no excepcional, con un dato de 0,28) o cómo el techo muere en unas curiosas ‘orejas de gato’ que desvían el aire. Y observamos un hecho cada vez más frecuente en muchos nuevos modelos: no lleva limpiaparabrisas trasero porque no hay sitio, porque sería antiestético y porque perjudicaría la aerodinámica. Habrá que ver el resultado práctico.

Interior ya conocido en Peugeot

Puertas adentro, el entorno nos resulta habitual. Es muy parecido al del último 308, con el original puesto i-cockpit de volante pequeño e instrumentación digital que hay que ver por encima de aquel. Se completa con una generosa pantalla multimedia de 10 pulgadas con una doble hilera de botones de acceso directo, la primera de las cuales podemos configurar nuestro gusto. Por supuesto, hay una gran conectividad y el sistema cuenta con actualizaciones a través de la nube. Los ajustes y materiales convencen plenamente y también se percibe esa alta calidad al cerrar las puertas.

En la zona posterior está el hecho diferencial del 408. Entrar y salir no es lo más cómodo porque, aunque el hueco es grande, tenemos que girar mucho las piernas, por esa especie de efecto bañera que hace el espacio para los pies. Las cotas de habitabilidad son muy generosas, en especial para las rodillas (casi 20 cm hasta el respaldo delantero) y en cuanto a la altura para la cabeza. La plaza central es algo incómoda, aunque el túnel de transmisión no es muy intrusivo.

A nuestra espalda, encontramos un maletero de formas regulares, con doble fondo y con una capacidad máxima real de unos 450 litros, una buena cifra. A esto hay que sumar otros 34 litros repartidos en los distintos huecos por el habitáculo.

Gasolina, híbrido y eléctrico… pero no diésel

La oferta mecánica de este peculiar Peugeot 408 SUV no rompe esquemas sobre lo ya visto en otros modelos de Stellantis. Así, no habrá variante diésel, pero si motores de gasolina de 130 y 225 CV, además de dos variantes híbridas enchufables (PHEV) con 180 o 225 CV. Las cifras de consumos, emisiones y autonomía eléctrica están por homologar, pero el último dato debe rondar o superar los 60 km. La batería de los PHEV tiene 12,4 kWh y se podrá cargar a 3,7 kW o, de forma opcional, a 7,4 kw reduciendo el tiempo para llenarla a menos de dos horas. Todos los 408 vendrán con cambio automático de ocho marchas y en 2024 como muy tarde, se añadirá un modelo 100% eléctrico.

Quedan muchos meses para el lanzamiento comercial del coche, por lo que no se conocen los equipamientos definitivos. Sí que habrá hasta 30 sistemas de ayuda a la conducción, gobernados por seis cámaras y nueve radares. Entre esos dispositivos, destaca el piloto semiautomático de nivel 2 que mantiene la velocidad y la distancia con el coche de delante, pero también es capaz de adelantar (si así lo indicamos con el intermitente).

Otros ejemplos: el sistema de visión nocturna que puede reconocer, antes de que el ojo humano los vea, a peatones, ciclistas y animales y complementa la frenada de emergencia que actúa hasta a 140 km/h; el control de ángulo muerto con un alcance de 75 metros o la alerta de tráfico trasero que evita accidentes saliendo marchas atrás.

Compartir noticia

VW Amarok, la fórmula de mezclar trabajo y diversión Anterior
Siguiente Este es el coche más vendido en lo que llevamos de año
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias