Actualidad y videopruebas niw.es

Ford Mustang Mach-E GT: el Mustang de la nueva era

Ford Mustang Mach-E GT: el Mustang de la nueva era

El primer Ford Mustang de la historia apareció en 1964 como un coupé deportivo de dos puertas con motor delantero (muy potente) y tracción trasera que pesaba poco más de 1.100 kilos. Puro músculo que aceleraba como un demonio. Desde entonces el Mustang se ha convertido en el deportivo más vendido del mundo con más de 10 millones de unidades producidas en Estados Unidos, donde es toda una leyenda y un referente de los ‘pony cars’, más pequeños y baratos que los ‘muscle cars’ con motores monstruosos.

Más de medio siglo después, Ford ha decidido ampliar la ‘familia’ Mustang con el Mach-E, el primer SUV eléctrico de la marca del óvalo. Y tiene su explicación. En lugar de acuñar un nuevo y extraño nombre, como han hecho otros fabricantes con mayor o menor acierto (e-tron en el caso de Audi, ID para los eléctricos de Volkswagen o EQ en el caso de Mercedes-Benz), Ford ha preferido apostar a ‘caballo ganador’ (nunca mejor dicho) para perpetuar el mito del Mustang y aprovechar, de paso, la popularidad de una denominación identificable y adorada en todo el mundo.

¿Pero es el Ford Mustang Mach-E un Mustang de verdad? Si nos atenemos a la definición clásica de automóvil deportivo, la respuesta es «no», evidentemente. Pero sí será el Mustang del futuro cuando lo eléctrico ‘arrase’ con todo y desaparezcan deportivos de la vieja escuela como el propio Mustang (al menos el ‘pony car’ de combustión como lo conocemos hoy en día) o compactos legendarios como el Volkswagen Golf y el Toyota Corolla (de momento no está claro que sobrevivan en versión eléctrica). Curiosamente, habrá otros modelos descontinuados que tendrán una segunda oportunidad como el Renault 5 o el Renault 4, este último como SUV eléctrico (lo que da la razón a Ford).

Precio del Ford Mustang Mach-E GT

Hemos viajado hasta la península de Istria, al norte del mar Adriático, para probar el Ford Mustang Mach-E GT, la versión más deportiva y extrema del Mach-E, que ya está disponible en España desde 72.754 euros (por precio se queda fuera del Plan Moves III). Ford Europa nos había preparado una ruta de más de 200 kilómetros, entre las ciudades croatas de Pulna y la turística Rovinj, que discurría principalmente por carreteras secundarias con muchas curvas y un tramo final de autopista con largas rectas donde pudimos poner a prueba las capacidades deportivas del todocamino eléctrico.

Diseño deportivo

Antes de ponernos al volante del SUV eléctrico, el diseño elegante de la carrocería con líneas coupé, la marcada inclinación del techo, los faros de LED muy afilados, el cuadro óptico trasero con tres franjas de luz verticales, los pasos de rueda bien marcados, las llantas de diseño propio y, por supuesto, el famoso logo del caballo salvaje en la parrilla frontal le dan un aire muy deportivo.
Gran potencia y altas prestaciones

Gran potencia y altas prestaciones

Si a todo eso le sumamos que está impulsado por dos potentes motores eléctricos, uno en cada eje, que se combinan para producir hasta 487 CV de potencia y un impresionante par máximo de 860 Nm (casi un 15% más que el Ford GT), la diversión está asegurada. Con estas cifras de potencia, el Mach-E GT puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos, apenas un segundo más lento que los superdeportivos más rápidos del mundo como el McLaren Speedtail, el Ferrari 812 SuperFast o el Mercedes-AMG One.

Medidas y peso

Y esto tiene muchísimo mérito tratándose de un todocamino que mide 4.712 mm de largo, 1.881 mm de ancho, 1.597 mm de alto y, sobre todo, pesa la friolera de 2.218 kg. Eso significa que Mach-E GT tiene que desplazar casi 400 kg más que el Ford Mustang Mach 1, la versión más potente del Mustang ‘auténtico’.

Nadie lo diría por la agilidad y el dinamismo que transmite este Mach-E GT por carreteras sinuosas. De hecho, es el peso habitual en este tipo de vehículos eléctricos con baterías de mucha capacidad. Pesa exactamente lo mismo que el Audi Q4 e-tron 50 quattro, uno de sus rivales más directos y con el que ya lo hemos comparado.

Conducción segura

Dice Ford que el nuevo motor trasero síncrono de imanes permanentes, refrigerado por aceite, alcanza el par máximo en 0,5 segundos. La respuesta casi inmediata se nota en cuanto pisamos el acelerador. Con semejante empuje, da la impresión de que el Mustang Mach-E podría adelantar en tramos donde otros coches ni se atreverían a intentarlo, por lo que su conducción requiere altas dosis de prudencia y cordura, las mismas que se necesitan para conducir cualquier superdeportivo de calle.

Para correr con seguridad y sin poner en peligro a otros conductores ya están los circuitos y, precisamente, el Mustang Mach-E GT dispone de un modo de conducción solo para circuito llamado Untamed Plus, diseñado para equilibrar la potencia del motor y ajustar simultáneamente la tracción y el control de estabilidad. El modo Active es más que suficiente para experimentar la emoción de conducir uno de los vehículos eléctricos más impresionantes del mundo.

Gran autonomía eléctrica

El Mustang Mach-E GT con tracción integral se conduce fácilmente y dispone de sistema de conducción con un pedal, que en Ford recibe el nombre de One Pedal Drive. Al quitar el pie del acelerador, el coche reduce la velocidad suavemente (casi como un coche de combustión) y utiliza la energía que se pierde al desacelerar para ampliar la autonomía de la batería.

Está equipado de serie con una batería de rango extendido de 98,7 kWh que proporciona hasta 500 km de alcance en ciclo combinado WLTP. ¡Fuera ansiedades! Con el Mach-E GT se pueden hacer viajes largos sin preocupaciones. Además, admite carga rápida de hasta 150 kW, por lo que podemos recuperar 100 km de autonomía en 10 minutos de carga o recargarlo del 10% al 80% en 45 minutos.

Elementos deportivos

Por fuera, el Mustang Mach-E GT se distingue del resto de versiones del Mach-E por los colores exclusivos Cyber Orange y Azul Grabber, las llantas de aleación de 20 pulgadas y las pinzas de freno rojas (aunque no se ven a simple vista, los discos de freno delanteros Brembo de 385 mm son los más grandes de la gama Mach-E). Los neumáticos 245/45 R20 de Pirelli también son exclusivos y proporcionan un agarre y estabilidad lateral excepcionales para el manejo de un coche deportivo tan pesado y potente al mismo tiempo.

Suspensión adaptativa

Los neumáticos se combinan con la suspensión adaptativa MagneRide (con amortiguadores de dureza variable mediante el uso de fluidos magnetoreológicos) para reducir el balanceo de la carrocería, aunque la suspensión endurecida hace que las imperfecciones de la carretera se sientan en la espalda (peor cuanto más roto esté el asfalto). También se nota que la dirección ha sido afinada para hacerla más directa y precisa, por lo que ahora es muy deportiva. Y el sonido interior aumentado del modo Untamed hace que la experiencia sea aún más excitante.

Interior deportivo y tecnológico

En el interior del habitáculo destacan los asientos deportivos Ford Performance, que están diseñados para ofrecer un buen apoyo durante la conducción deportiva y sujetan bien el cuerpo. Están acabados en un material suave al tacto similar al cuero, al igual que el volante multifunción, algo grueso y totalmente redondo (se agradece la ausencia de formas achatadas que tanto se llevan ahora).

Gran pantalla táctil

Pero lo que más llama la atención en el interior de la cabina es la gran pantalla táctil Full HD de 15,5 pulgadas situada en el centro del salpicadero, tipo tablet y colocada en posición vertical, que soporta la nueva generación del sistema de comunicación y entretenimiento SYNC de Ford. Con ella se controlan casi todas las funciones del vehículo, desde la radio y el aire acondicionado hasta la selección de los diferentes modos de conducción.

Amplio espacio interior

El espacio trasero es bastente amplio gracias a una distancia entre ejes de casi tres metros (2.984 mm), aunque no está diseñado para que viajen tres pasajeros en igualdad de condiciones. La culpa es del respaldo de la plaza central, que aloja un resposabrazos plegable que resta comodidad al ‘desafortunado’ que le toque ir en medio. La buena noticia es la ausencia total del túnel de transmisión central (inexistente en los coches eléctricos), por lo que al menos no tendrá que abrir las piernas para colocar los pies a ambos lados.

Capacidad de carga

El maletero trasero tiene una capacidad de 402 litros y cuenta con sistema de portón trasero manos libres para facilitar el acceso al espacio de carga. Los respaldos traseros tienen una distribución 60:40 y se abaten por completo para ofrecer una capacidad de carga máxima de 1.420 litros. Bajo el capó hay otro maletero estanco de 100 litros, con orificio de drenaje y recubrimiento de plástico, que permite utilizarlo como recipiente para comida o nevera para bebidas. El habitáculo es muy luminoso gracias al techo panorámico de cristal opcional.

Gama del Ford Mustang Mach-E

El Ford Mustang Mach-E GT ya está disponible para pedidos en España desde 72.754 euros, 3.700 euros más que la versión First Edition de 351 CV y 540 km de autonomía con tracción integral AWD. La versión de acceso del Mach-E, con tracción trasera, 269 CV y 440 km de autonomía, se puede comprar desde 48.472 euros, mientras que la variante de mayor autonomía (610 km) con tracción trasera y 294 CV está disponible desde 56.277 euros.

Compartir noticia

Porche Macan 2022: ¡todavía mucho más deportivo! Anterior
Siguiente Las ciudades redoblan la presión sobre los patinetes eléctricos: multas de 200 euros por circular por la acera
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias