Actualidad y videopruebas niw.es

¿Es el Volkswagen T-Roc Cabrio el coche más polivalente del mercado?

¿Es el Volkswagen T-Roc Cabrio el coche más polivalente del mercado?

A lo largo de la historia de la automoción, los fabricantes y los conductores han intentado encontrar el coche multiusos perfecto, un automóvil polivalente que responda a unas necesidades cada vez más amplias y diversas. Así surgieron, por ejemplo, los monovolúmenes, una dimensión nueva del coche familiar que alcanzó todos los segmentos, incluso el de los compactos. Parecía imposible ampliar el espacio interior sin alargar la distancia entre ejes o el voladizo trasero, pero se consiguió.

Con ese espíritu nació también el primer SUV, un cruce entre un turismo y un todoterreno que ha conquistado a millones de conductores en todo el mundo y es el segmento que más crece hasta el punto de que amenaza con arrasar a todos los demás. Los monovolúmenes ya están ‘sentenciados’ y las berlinas parecen ser las siguientes de la lista si nos fijamos en las cifras de ventas: cada vez tienen menos cuota de mercado. Y los compactos (hasta hace poco los auténticos ‘superventas’ de cualquier marca) tampoco están a salvo.

Volkswagen le ha dado otra vuelta de tuerca al segmento de moda y ahora, además de compacto y deportivo, un SUV también puede ser descapotable. El ‘invento’ no es de Volkswagen. El primer SUV cabrio fue el Toyota RAV4 de primera generación y el Nissan Murano también tuvo una versión descapotable. Incluso el anterior Range Rover Evoque se vendió en España con una variante descapotable, aunque era más lujoso que los otros dos.

Ahora Volkswagen acaba de lanzar el T-Roc Cabrio, probablemente el coche más polivalente del mercado actualmente, una especie de ‘navaja suiza con ruedas’ que sirve para casi todo. Campo, ciudad, playa… no hay nada que se le resista al nuevo crossover descapotable. Lo analizamos en cinco claves:

Adiós al techo

Se acabaron las medias tintas, las dudas existenciales y los debates internos. Con el T-Roc Cabrio ya no hay opción de techo solar que valga, ‘paronamic roof’, ‘sky view’, ‘open sky’ ni nada que se le parezca. Con este SUV pasamos directamente al siguiente nivel y ahora podemos conducir a cielo abierto.

La capota de tela ligera de tres capas cuenta con un motor electrohidráulico que abre la lona en sólo nueve segundos y la cierra en 11 segundos, incluso durante la conducción a una velocidad de hasta 30 km/h. Se pliega en forma de Z detrás de los asientos traseros y su gran cercha delantera sirve de cubierta. El deflector de viento viene de serie.

Cuando la capota está cerrada, las molduras de sujeción evitan que se hinche cuando se circula a velocidades altas. Y en en caso de un posible vuelco, se activa un sistema de protección que eleva dos resistentes arcos detrás de los apoyacabezas traseros en fracciones de segundo.

Deportividad y confort

Como cualquier descapotable, el T-Roc Cabrio transmite sensación de deportividad, pero no es sólo una apariencia. Las proporciones típicas de un compacto (4.268 mm de largo, 1.811 de ancho y 1.522 de alto) lo hacen un vehículo ágil y dinámico, a lo que se suma un centro de gravedad bajo para lo que es habitual en un SUV gracias a la ausencia de techo rígido. Además, los voladizos cortos y los grandes anchos de vía de 1.538 mm (delante) y 1.539 mm (detrás) aportan estilo y carácter.

Cuenta de serie con un tren de rodaje deportivo que baja la carrocería 10 mm, y ofrece de forma opcional la suspensión adaptativa (Dynamic Chassis Control). Los amortiguadores regulados se ofrecen de serie en la versión R-Line (la más alta de las dos) y como opción en la Style, mientras que la dirección progresiva es un equipamiento de serie en la versión R-Line.

Y como el dinamismo no está reñido con el confort, el T-Roc garantiza que todos los pasajeros viajarán cómodamente, incluso los de la fila trasera. ¿Que no hay suficiente espacio para cinco personas? No hay problema. Lo más honesto en estos casos es renunciar a una plaza y diseñar el interior para cuatro personas, así nos aseguramos de que nadie se sienta incómodo durante el viaje. El T-Roc es un 2+2, como los descapotables de verdad (‘roadsters’ aparte).

Pero es que, además, los pasajeros se sientan en una posición elevada y disfrutan de una buena visión. El conductor y el acompañante están sentados a 599 mm sobre el asfalto en relación con la altura de la cadera; y los pasajeros traseros, aún más alto: a 616 mm.

La capacidad del maletero es de 280 litros, escasa si la comparamos con la de otros modelos de su segmento, aunque el espacio de carga crece si abatimos los respaldos de los asientos traseros, que son plegables. Al nuevo T-Roc Cabrio no le falta ni el enganche para remolque, que es opcional.

Digital y conectado

El acabado R-Line ofrece de serie el cuadro de instrumentos digital Digital Cockpit, además del sistema de infoentretenimiento Discover Media de última generación, que incluye sistema de llamada de emergencia y una unidad de comunicación (OCU) con tarjeta eSIM.

El T-Roc Cabrio también dispone de los servicios de Volkswagen We, que conectan el coche con el entorno y los ‘smartphones’ de los pasajeros, lo que permite utilizar muchas funciones y servicios nuevos de We Connect y We Connect Plus. El sistema de sonido incluye 6 altavoces, 12 canales y 400W de potencia total.

Gran equipamiento de serie

Volkswagen ofrece el T-Roc Cabrio en dos líneas de acabado, Style y R-Line, con un amplio equipamiento de serie que incluye llantas de aleación de 17 pulgadas, luz de conducción diurna LED y luces traseras LED, sistema de vigilancia Front Assist con función de frenada de emergencia en ciudad y sistema de detección de peatones, sistema de aviso de mantenimiento de carril Lane Assist y sistema de detección del cansancio.

En la línea Style, las alfombrillas tienen costuras de contraste y el volante una corona de cuero, mientras que la línea R-Line (sólo para el 1.5 TSI), ofrece además logotipo R-Line en la parrilla del radiador, faros antiniebla y luz de curva estática, grupo óptico trasero de color rojo oscuro y elementos exteriores del vehículo en color negro, como retrovisores y alerón trasero. Los parachoques R-Line también están lacados en el mismo color del coche, al igual que las molduras de adorno en los flancos.

En el interior, la línea R-Line cuenta con pedales de acero inoxidable y asientos de confort deportivos con apoyo lumbar que están tapizados con tela, cuero sintético y microfibra ArtVelours. Como alternativa, está disponible el tapizado de cuero con un patrón con forma de rombo. El logotipo R-Line se encuentra en el volante deportivo, en la pantalla de inicio y en las molduras estriberas. Por último, incluye dirección progresiva, tren de rodaje deportivo, selección de modos conducción y sistema de asistencia de aparcamiento.

La llantas de 18 y 19 pulgadas son opcionales, igual que el asistente de ángulo muerto Side Assist, el asistente de luz de carretera Light Assist o la suspensión adaptativa DCC.

Dos motores de gasolina

El T-Roc Cabrio llega con dos motores: el 1.0 TSI con una potencia de 115 CV y y un par máximo de 200 Nm entre 2.000 y 3.500 rpm, y el 1.5 TSI con una potencia de 150 CV y un par máximo de 250 Nm de 1.500 a 3.500 rpm. Los dos están asociados a una caja de cambios manual de seis marchas, aunque el motor 1.5 TSI también está disponible con el cambio automático de doble embrague DSG.

Con el motor 1.0 TSI, el T-Roc Cabrio acelera de cero a 100 km/h en 11,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 187 km/h. El consumo homologado es 6,3 l/100km (en WLTP), lo cual corresponde a unas emisiones de CO2 de 143 g/km. Con el 1.5 TSI, el crossover abierto pasa de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos y alcanza hasta 205 km/h de velocidad máxima. En el ciclo WLTP, el T-Roc Cabrio 1.5 TSI con caja de cambios manual consume de media de 6,4 a 6,7 l/100 km. Cuenta con sistema ACT, que desconecta momentáneamente dos cilindros cuando se conduce de manera moderada.

La versión de entrada, con acabado Style y motor 1.0 TSI de 115 CV, está disponible a partir de 27.750 euros, descuentos y campañas incluidos.

Compartir noticia

Etiquetas:
SUV Volkswagen Volkswagen T-Roc Volkswagen T-Roc Cabrio
Al volante del Seat Arona: la ciudad es su terreno Anterior
Siguiente La gama del Volvo XC60 se actualiza con 32 versiones y nueva tecnología
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias