Actualidad y videopruebas niw.es

Entra en vigor el límite de velocidad de 30 km/h en ciudad

Entra en vigor el límite de velocidad de 30 km/h en ciudad

Desde el 11 de mayo está en vigor este nuevo límite de velocidad y ya te pueden multar si lo rebasas

Este pasado martes 11 de mayo, ha entrado en vigor el nuevo límite de velocidad de 30 km/h para entre el 70% y el 80% de las calles de las ciudades según la DGT. Se trata de aquellas calles con un único carril por cada sentido de circulación, excluyendo para ese cómputo los que están reservados o son de uso exclusivo. Por poner un ejemplo habitual: una calle que tiene dos viales, uno que pueden usar todos los vehículos y otro solo para el bus, contará como si solo tuviese un carril.

Atropellos urbanos

La nueva norma también reduce la velocidad a 20 km/h en vías donde coches y peatones compartan la misma plataforma, es decir, sin acera. Mientras, en las calles con al menos dos carriles de uso completo por sentido de circulación, seguirán a 50 km/h (40 km/h los vehículos de mercancías peligrosas). En el siguiente tuit de la DGT aparecen ejemplos de aplicación de la norma.
En realidad, se trata de un viejo deseo de la DGT, acelerado por las peticiones de muchos municipios y de la federación que los engloba, la FEMP. Tampoco es inédita. Madrid, Valencia o Sevilla ya la aplican en parte, aunque ninguna con la intensidad de Bilbao o Barcelona, que fue pionera en estas lides y asegura que donde se ha aplicado, la siniestralidad bajaba un 40%.

Porque ese es el motivo que la impulsa dentro de la estrategia para reducir las muertes del tráfico un 50% hasta finales de la década. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el riesgo de que un peatón fallezca arrollado por un vehículo es hasta cinco veces menor a 30 km/h que a 50 km/h.

Además, si entre 2010 y 2019, las muertes en accidente se redujeron un 29,1% en España; y la siniestralidad en carretera lo hizo un 36%, la urbana sólo cayó un 5,6%. De esta forma, las víctimas en ciudad han pasado del 22% al 30% del total. Más concretamente, en 2019 esa cifra creció un 6%, hasta 519 personas y el 82% fueron usuarios vulnerables: peatones (casi la mitad del total), ciclistas y motoristas.

A 51 km/h: 300 euros y 2 puntos


«Circular a 50 en una calle de un único sentido es un disparate, cualquier cosa que salga te la llevas por delante» ha afirmado Pere Navarro, director de la DGT, para justificar el cambio. Porque también se busca «hacer ciudades más amables y humanas» en las que el vehículo privado pierde peso mientras lo ganan los peatones -también cada vez de mayor edad- y, gracias al calmado del tráfico, la moto, la bici y el patinete eléctrico, referente de los VMP (Vehículos de Movilidad Personal).

Ninguno de ellos -a excepción de los peatones- estarán a salvo de las nuevas sanciones por excesos de velocidad. Donde haya límite a 30, ir entre 31 y 50 km/h acarreará una multa de 100 euros; a 51 km/h serán 300 euros y dos puntos del permiso, si es el caso. Y así sucesivamente: 400 euros (y dos puntos) a partir de 61 km/h, 500 (y seis puntos) desde 71 km/h… Con el límite a 20, sólo hay que restar 10 km/h a la velocidad para igualar sanciones.

En este sentido, conviene recordar desde el 2 de enero, los patinetes eléctricos no pueden usar las aceras ni ir a más de 25 km/h. Además, la nueva norma también permite a los municipios, de forma excepcional, subir o bajar esos límites. De hecho, desde el año pasado en Pontevedra, los vehículos que circulen por su centro histórico no pueden pasar de 6 km/h si comparten calle con los peatones.

Más gasto de gasolina y diésel

Aparte de reducir el número de accidentes y de su gravedad, los nuevos límites bajarán la contaminación acústica de las ciudades. En cambio, no está claro el efecto sobre la contaminación o la mecánica de los vehículos. Porque circular a 30 km/h o incluso 20 km/h, exige ir en marchas más cortas y con el coche más revolucionado, lo que puede incrementar el consumo; impedir que los filtros de partículas que eliminan muchos contaminantes hagan su trabajo de forma correcta, y también se acortará la vida del embrague en los modelos manuales, pues se usará mucho más.

La otra crítica que se ha hecho a la medida se refiere a las «chapuzas» a la hora de cambiar la señalización. Según la asociación Afasemetra, muchas ciudades están colocando láminas sobre las señales existentes, en lugar de unas nuevas «lo que puede no cumplir con las medidas mínimas de seguridad». Precisamente el Gobierno aprobó los nuevos límites el 11 de noviembre pasado, pero dio un plazo de seis meses hasta su aplicación para que los municipios informaran a los usuarios y adaptaran las señales.

Compartir noticia

Etiquetas:
Multas Tráfico Velocidad
El Subaru Outback refuerza sus icónicas aptitudes Anterior
Siguiente Así es nuestro tasador de coches online
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias