Actualidad y videopruebas niw.es

El Porsche 911 GT3 de quinta generación ya está listo

El Porsche 911 GT3 de quinta generación ya está listo

Porsche acaba de mostrar la quinta generación de su 911 GT3, un modelo que apuesta por el motor atmosférico y que será muy bien recibido por los conductores-pilotos más puristas, que quizá están ya ‘soñando’ con el próximo 911 GT3 RS.
El GT3 siempre ha presentado diferencias estéticas respecto a los Carrera, y de ellas la principal ha sido siempre el alerón posterior. En este caso, dicho alerón estrena el diseño de ‘cuello de cisne’ ya probado en los 911 RSR de competición, que consiste en que los dos soportes laterales se anclan al alerón por arriba, y no por debajo. Pero hay otra diferencia evidente, y es una doble salida de ventilación en el capó delantero que tampoco encontramos en los modelos anteriores.
Según cuentan en Porsche, el nuevo GT3 alcanza aproximadamente un 50% más de carga aerodinámica respecto a su antecesor gracias al efecto del alerón, el labio delantero, el difusor y los bajos carenados. Y si adaptamos el alerón a la posición de máximo rendimiento, esta carga aumenta hasta en un 150% cuando circulamos a 200 km/h.
Obsesionados como siempre lo han estado en Porsche por la reducción de peso (ya sabes aquello de “aumenta la potencia e irás más rápido en rectas; baja el peso e irás más rápido en rectas y en curvas”), se le ha sometido a una dieta de adelgazamiento que ha requerido cde componentes especiales: cristal ligero para todas las ventanas, un escape deportivo de acero que ahorra unos 10 kg, discos de freno que pesan un 17% menos (pese a que han crecido de de 380 mm a 408 mm) y batería otros 10 kg más ligera.
A lo que se suma una mayor proporción de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP), que ahora se emplea en capó delantero, alerón y, en opción, en el techo. El resultado de ello es 1.418 kg, sólo cinco más que su antecesor (si lo queremos con cambio PDK, el peso se va hasta los 1.435 kg), pero hay que tener en cuenta que incluye un sistema de elevación del eje delantero Smart Lift (para no cargarnos el faldón delantero al bajar al garaje) y las ruedas traseras directrices.
Antes de hablar de su motor, y de lo que ya ha logrado este GT3 en su ‘puesta de largo’ en el circuito de Nordschliefe, queremos mencionar que los clientes de esta versión extrema posiblemente aplaudan cuando sepan que será gratuito el paquete Clubsport, compuesto por una jaula antivuelco en la zona trasera (el GT3 es un dos plazas), cinturones de arnés de seis puntos, un extintor de mano y un interruptor de desconexión de la batería.
Suponemos que un porcentaje de futuros propietarios no pisará nunca con su coche un circuito (en realidad, a este cliente menos pasional le encajaría mejor un 911 Turbo), pero aun así suponemos que la mayoría de pedidos se harán con este paquete. Y luego, por supuesto, están las ‘chuches’ disponibles a través del programa Porsche Esclusive Manufaktur, que en este caso incluyen el techo en fibra de carbono, los faros principales con led oscurecidos, las llantas pintada en Rojo Guardia o Azul Tiburón…
Y ahora sí: hablemos del motor. En realidad su ganancia de potencia es de sólo 10 CV, por lo que el motor bóxer de seis cilindros 4.0 se queda en 510 CV y 470 Nm (antes 460). Esta ligera ganancia de fuerza le permite ofrecer una relación peso-potencia de sólo 2,8 kg/CV; cercana a la de muchos coches de carreras.
Ya hemos mencionado antes que el nuevo GT3 se ofrecerá tanto con cambio manual de seis velocidades o con caja PDK de siete marchas. Será más fácil extraer el potencial del motor con esta última, que anuncia cambios en milisegundos sin vacíos de potencia, pero muchos coleccionistas estarán sopesando escoger la versión manual, que incluye la función de dar un golpe de gas automático antes de reducir y será más apreciada por los coleccionistas en el futuro.
¿Y por qué será más apreciada en el futuro?, te preguntarás. Pues porque se considera como una invitación a realizar una conducción más pura y además habrá menos modelos manuales que PDK. Y eso pese a que propicia prestaciones algo más discretas: de 0 a 100 en 3,9 s y de 0 a 200 en 11,9 s, mientras que con la caja PDK estos registros se reducen a 3,4 y 10,8 s, respectivamente. El hecho de que con el cambio automático pueda rodar a un máximo de 318 km/h, por los 320 km/h que alcanza en modo manual, parece menos relevante.
Sabemos que los motores turbo son ahora moneda común entre los deportivos, pero el hecho de que este propulsor sea atmosférico y de que pueda girar hasta las 9.000 rpm (sólo ver el cuentarrevoluciones central analógico cifrado hasta las 10.000 vueltas debe dar vértigo) le da un carácter muy, muy especial.
Para sacar el mejor rendimiento a este propulsor (y a todo el coche) en circuito, el 911 GT3 incluye un modo de circuito que se acciona mediante un botón y transforma el cuadro de relojes a lo que de verdad se necesita allá donde no hay límites de velocidad: las pantallas situadas a la izquierda y derecha del cuentarrevoluciones físico informan sólo sobre presión de neumáticos, presión de aceite, temperatura de aceite, nivel de combustible, temperatura del agua y una barra de color que nos indica el momento límite del cambio antes de llegar al corte de inyección. Es decir, en ese momento no hay ‘interferencias innecesarias’ por parte del navegador o del ordenador de viaje.
No nos podemos hacer una idea de lo bien que irá en curva el nuevo 911 GT3 gracias a la mencionada dirección trasera, que gira hasta 2 grados las ruedas posteriores en el mismo sentido o en sentido contrario en función de la velocidad a la que circulemos. Pero en este logro también tiene muchísimo que decir un eje delantero de doble horquilla que Porsche ha copiado del 911 RSR ganador en Le Mans y que por primera vez monta en un modelo de fabricación en serie. Los especialistas de la marca anuncian que esta suspensión ofrece mayor rigidez en la caída y que los amortiguadores se ven así liberados de las “fuerzas laterales perturbadoras”… Prometedor, sin duda.
Hasta que podamos tener el placer de probarlo, los que sí se han desfogado de lo lindo con el nuevo GT3 han sido el piloto de desarrollo Lars Kern y el embajador de Porsche Jörg Bergmeister. Tal es así, que con los neumáticos especiales para circuito que Porsche ofrecerá como opción han logrado completar el trazado alemán de Nordschliefe en un tiempo de 6’59”927; ¡17 segundos más rápido que con el anterior GT3! Lo que decimos: se lo han pasado de lo lindo.

Compartir noticia

Etiquetas:
Deportivo Porsche Porsche 911 Porsche 911 GT3
Ford Mustang Mach-e: el ‘pony’ eléctrico Anterior
Siguiente Lexus ES 300h 2021: con retrovisores digitales y nuevos acabados
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias