Actualidad y videopruebas niw.es

Al volante del Citroën C4 X: ya no es SUV, pero sí puede ser eléctrico

Al volante del Citroën C4 X: ya no es SUV, pero sí puede ser eléctrico

Después del C4 de propulsión convencional y el e-C4 cien por cien eléctrico la gama del compacto de Citröen estrena una nueva variante. El C4 X (que también puede ser eléctrico) con un estilo diferente, alejado -al menos en teoría- del formato SUV. Y, además, con el aliciente de que se fabrica en España. A nuestro país, y a la mayoría de Europa, llegará con versiones gasolina y el Citroën C4 X eléctrico, pero en otros mercados veremos incluso motorizaciones diésel. Se empezará a comercializar a partir del próximo otoño en los diferentes mercados y será entonces cuando se conozca el precio.

El C4 X ‘reniega’ del estilo SUV

La originalidad del nuevo Citroën C4 X es que huye del diseño de los SUV convencionales que han invadido el mercado, busca una línea propia y diferente. Es una berlina de cuatro puertas con un techo muy caído, como un coupé, y con la carrocería ligeramente elevada gracias a unas ruedas de gran diámetro. Un voladizo trasero alargado y una posición de los ocupantes ligeramente elevada completan el diseño. Una silueta, similar al Renault Arkana, una carrocería que empieza a ser tendencia y que parece concebida para los conductores aburridos de los masivos SUV.

A medio camino entre el C4 y el C5 X, mide 4,60 metros de largo y comparte con el primero la plataforma CMP de Stellantis y la distancia entre ejes, 2,67 metros. Con un interior muy espacioso y un enorme maletero de 510 litros parece perfecto para el transporte de personas y VTC.

Potencia y autonomías intermedias

El motor eléctrico tiene 100 kW de potencia (equivalente a 136 caballos) y un par máximo de 260 Nm disponibles desde el arranque. Acelera en 9,5 segundos, en el modo Sport (se puede elegir también modo ECO o Normal), y puede alcanzar una velocidad máxima de 150 km/h. Lleva unas baterías de iones de litio con 50 kWh de capacidad, para una autonomía de hasta 360 km en ciclo WTLP. Además de enchufado a la red, la batería se puede recargar gracias a la frenada regenerativa y a la retención del motor. En modo Eco esa retención es mayor. La batería tiene una garantía sobre el 70% de su capacidad en ocho años o 160.000 km.

Con un cargador rápido de 100 kW se recarga al 80% en 30 minutos, en 7,5horas en un punto de recarga de 7,4 kW y en cinco horas a 11 kW. Se podría cargar en un enchufe doméstico en caso de necesidad extrema. Bajo el piso del maletero hay un hueco para guardar los cables.

El resto de motores que llegarán al medio Oriente, África y algunos mercados europeos, como España, son los ya probados PureTech de gasolina. Ofrecen 100 caballos, con cambio manual de seis velocidades, o 130 caballos con cambio automático de ocho marchas. La gama se completa con un motor diésel de 130 caballos, también con cambio automático de ocho marchas.

La geometría del techo, que opcionalmente puede ser panorámico con apertura eléctrica, consigue una buena aerodinámica (Cx de 0,29) que ayuda a reducir el consumo. En el interior hay un amplio espacio para las rodillas ,con un ancho de 1,3 metros a la altura de los hombros , aunque los respaldos está un poco reclinados. La caída del techo penaliza un poco a las personas más altas.

El confort como prioridad

Todo en el interior está pensado para el máximo confort de los ocupantes, lo que confirma su vocación como vehículo de transporte de personas. Citroën ha equipado a este modelo en las plazas delanteras y traseras con sus asientos Advanced Confort, más mullidos y cómodos para desplazamientos largos. Todos pueden estar calefactados y los delanteros incorporar la función masaje. El interior está tapizado en parte con tejido Alcántara, que combina la sensación de deportividad con un tacto agradable.

Frente al copiloto hay tres guanteras, una inferior convencional, una intermedia deslizante en la que caben papeles o una tablet y una pequeña superior que es un soporte para colocar la tableta, un sistema muy práctico que ya utilizan otros modelos de la marca de los chevrones.

Para mejorar el confort en los recorridos largos, Citroën utiliza amortiguadores progresivos hidráulicos, la versión siglo XXI de los famosos sistemas de suspensión del siglo pasado. Se trata de un sistema que absorbe y disipa la energía gracias a dos topes hidráulicos en los extremos de cada amortiguador. Se consigue así no notar tanto las irregularidades del firme.

El nuevo Citroën utiliza una Iluminación exterior e interior de led. En la carrocería los faros delanteros y traseros son envolventes y en el interior se busca un ambiente relajado. En la parte superior de la consola central está la superficie para la carga inalámbrica del teléfono, lo que deja el hueco inferior para otros objetos y también cuenta con puertos USB. La pantalla central de 10 pulgadas de alta definición se puede personalizar y permite una conexión inalámbrica con los teléfonos móviles. Y el sistema de reconocimiento de voz reacciona a la orden ‘Hola Citroën’.

Incorpora hasta 20 sistemas de ayuda a la conducción (ADAs), como control de crucero adaptativo con Stop&Go, conducción semiautónoma de nivel 2, alerta de riesgo de colisión y freno automático en caso de impacto, además de luces de carretera automáticas o reconocimiento de señales. Otras tecnologías que ayudan al conductor son las cámaras de visión trasera, la proyección en el parabrisas de las indicaciones fundamentales (velocidad o navegación) o acceso y arranque manos libres.

Compartir noticia

Probamos el DS 7 2023: más electrificado y más premium Anterior
Siguiente El nuevo Kia XCeed se refuerza por dentro y por fuera
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias