Actualidad y videopruebas niw.es

Andrés Velencoso: «Nunca he ligado por el coche, el primero me lo compré con 31 años»

Andrés Velencoso: «Nunca he ligado por el coche, el primero me lo compré con 31 años»

El modelo y actor Andrés Velencoso, que ha participado en campañas publicitarias de grandes firmas como Chanel y Louis Vuitton, llega al Circuito del Jarama a bordo de un BMW M850i xDrive Coupé que le sienta como un guante. Es un deportivo como le gusta a él, amplio y cómodo.

Sin embargo, durante la entrevista nos confiesa que tampoco renuncia a otros coches más ligeros y pequeños como el M4. Aunque últimamente le ha dado por los SUV de la Serie X. Es un ‘loco’ de los coches, pero lo que de verdad le apasiona es la interpretación.

REGUNTA: ¿Te gusta conducir?

RESPUESTA: Sí, desde niño. Al ser de Tossa de Mar, un pueblecito muy pequeño de la Costa Brava, tener el carnet de conducir era la vida, significaba comenzar a salir de Tossa, irte a otros pueblos con los amigos… Ya salíamos en moto, pero ir en coche era mucho más emocionante. Si no fui el primero, sería el segundo de mi pandilla en sacarme el carnet. Irnos todos en el coche a Lloret y a otros pueblos, a las ferias o a lo que fuera… era una experiencia. Y como mi familia es de Jaén y de La Mancha, recuerdo mucho los viajes que hacíamos en el coche con mis padres a ver a mis abuelos en Benatae (Jaén) y Ledaña (Cuenca). Esos viajes con la familia, mis hermanos, parando a comer… eran muy bonitos. Siempre hemos hecho viajes en coche.

P: ¿Te mareabas en el coche?

R: Sí, bastante. En Tossa de Mar había muchas curvas y en cuanto salíamos a la carretera me mareaba. Recuerdo a mi hermana preguntando constantemente «¿cuánto queda? ¿Cuánto queda?». Ya nos sabíamos el camino casi de memoria; cuando llegábamos a Valencia y pasábamos Requena sabíamos que quedaban unas dos horas para llegar. Esos viajes marcan cuando eres niño y tengo muchos recuerdos con mi padre y mi madre de parar a comer en esos bares de carretera míticos que están desapareciendo. Estábamos deseando que mi padre parara con el coche para comprar un casete de ‘Los Snorkels’ o de lo que fuese.

P: ¿Quién te enseñó a conducir? R: Con 14 o 15 años mi madre me dejaba aparcar su coche; luego me dejó bajárselo y hacía cuatro giros derrapando las ruedas, aunque sólo fuese para avanzar un metro. Después, con 16 años, me dejaba una recta de 20 metros… Aunque eso no debe hacerse. De pequeño mi padre me sentaba delante del volante en las rectas, esa imagen también la tengo grabada, aunque eso tampoco hay que hacerlo ahora. P: Eres muy alto, ¿te molesta para conducir?

R: Sí, pero depende del coche. Afortunadamente, los alemanes son bastante altos y con BMW voy sobrado. En el Z4, que es un deportivo más bajito, voy un poco más enganchado y prefiero ir más libre. Me gustan los deportivos como el Serie 8 y el M4, que tienen espacio dentro. El Z4, el Serie 1 y el Serie 2 se me quedan un poco pequeños.


P: ¿No prefieres un SUV amplio?

R: ¡Ostras! En eso también estoy cambiando, creo que me estoy haciendo mayor. Siempre me han gustado los deportivos y tuve un M3 antes de ser embajador de BMW. Luego me dejaron muchos M4 hasta que un día me dejaron un X6. Al principio me resistí y decía: «No me gusta, no me gusta»; hasta que lo probé y dije: «¡Qué conducción más fina!». Sigues teniendo un coche deportivo con 450 CV, cómodo… sobre todo para mi padre, que se podía subir y bajar fácilmente. El otro día me dejaron el X7 y es el mejor coche que he conducido nunca. Parece muy trasto y grande, porque lo han hecho para competir con los SUV americanos, pero es una pasada cuando lo conduces. Lo que está haciendo BMW con los X5, X6 y X7 es increíble.

P: ¿Qué le pides a un coche para que sea perfecto?

R: Que sea confortable y que a la vez tenga un reprís potente, pero no me gusta que pretenda algo que no es; me gusta que pase inadvertido. El M4 pasa bastante inadvertido, sobre todo si lo llevas en blanco, pero cuando le ‘pisas’ tiene mucha capacidad y una comodidad brutal.

P: ¿Alguna vez has ligado por el coche que llevabas antes que por tu físico?

R: (Se lo piensa un momento para disimular). No, nunca me ha pasado. De hecho, me compré mi primer automóvil cuando tenía 31 años y entonces ya había hecho mis ‘pinitos’… (risas). Nunca he sido de llegar con un cochazo a los sitios; siempre me ha dado vergüenza llamar la atención con un coche. Ahora me da igual que miren, pero recuerdo que cuando empezaron a dejarme los primeros modelos de alta gama, como el X6, la gente se giraba y me daba reparo llegar a algún sitio o entrar a mi pueblo. Nunca me ha gustado llamar la atención y los automóviles no me han servido para ligar.

P: El diésel está pasado de moda. ¿Lo más ‘in’ ahora es lo eléctrico?

R: Los híbridos, diría yo; están mejorando mucho. El otro día probé el Serie 7 híbrido y me pareció una pasada. Aún hay margen para mejorarlos, que tengan más rendimiento y más autonomía eléctrica. Todavía no he conducido ningún eléctrico 100%, pero está claro que se van a imponer en muchas ciudades del mundo; en los países en desarrollo costará mucho más.

P: ¿Llevas ambientador en el coche o es un crimen para alguien que promociona perfumes?

R: (Risas) Afortunadamente, me dejan los coches recién estrenados y todavía tienen ese olor a piel y a nuevo que es muy agradable. Pero he llevado muchos ambientadores, sobre todo aquel de pino famoso. Ahora muchas marcas están haciendo perfumes muy buenos para vehículos.

P: ¿Te gusta el olor a gasolina?

R: Sí, el olor a petrol. La gasolina, el libro nuevo, el coche nuevo… hay olores que se te quedan para toda la vida.

P: ¿Cambio de marchas manual o automático?

R: Yo era muy reticente al automático, pero los de ahora no son como los de antes; para la ciudad son una maravilla.

P: ¿Tracción delantera o trasera?R: Trasera, pero intenta quitarle el control de tracción al M4, M3 o M2… no pasas de la tercera curva. Hay que tener mucho control del volante, porque a la mínima te vas fuera.P: ¿Te gusta la Fórmula 1?

R: Sí, pero he sido más de rallies. El Costa Brava tenía un tramo entre Tossa del Mar y San Feliú y de pequeño me iba a verlo. Ves la F1, lo rápido que van y las cosas que hacen; lo superdotados que son y cómo se preparan, pero ¿cuándo te metes tú en un circuito? En cambio, en los rallies tienes una sensación más real porque son los mismos sitios por donde pasas con tu coche. El Dakar también me gusta mucho; ahí la meta no es quedar primero, sino acabar y que no te pase nada.

HISTORIA VITAL

De padres manchegos y andaluces, Andrés Velencoso Segura nació en Tossa de Mar (Gerona) el 11 de marzo de 1978. En secundaria inició su carrera de modelo y trabaja para Louis Vuitton, Chanel, H&M y Loewe, entre otras marcas. Fue pareja de Kylie Minogue y en 2012 debutó como actor. Ha trabajado en televisión y cine.

Compartir noticia

Etiquetas:
BMW BMW Competition
Al volante del Seat Arona: la ciudad es su terreno Anterior
Siguiente La gama del Volvo XC60 se actualiza con 32 versiones y nueva tecnología
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias