Actualidad y videopruebas niw.es

Al volante del Land Rover Discovery 2017, con el ‘off road’ en el ADN

Al volante del Land Rover Discovery 2017, con el ‘off road’ en el ADN

El Land Rover Discovery es el coche que representa mejor los valores tradicionales de la marca británica.

Generación tras generación (la de 2017 será ya la quinta), el Land Rover Discovery es el coche que representa mejor los valores tradicionales de la marca británica. No tiene el glamour de los Range Rover pero sí es el vehículo versátil y, sobre todo más todoterreno: protagonista otrora de las fangosas y farragosas rutas del Camel Trophy, habitual de las cacerías británicas y también en españolas, a la vez que permitía circular por la ciudad con relativa comodidad.

Land Rover llega al momento del lanzamiento del Discovery 2017 tras haber vendido 1,2 millones de unidades desde su llegada al mercado en 1989. Un modelo de éxito para el que apostar por un cambio radical sea algo arriesgado para la marca. No obstante, la compañía lleva más de 20.500 pedidos de la quinta generación que acabamos de probar en EE. UU.

Cambio radical en diseño

Sin embargo, lo han hecho. Y la revolución principal es el diseño. Ya no es un todoterreno con aspecto de todoterreno. Esto ya no se lleva, dicen en Land Rover, por lo que el Discovery se ha «evoquizado». Pero el cliente del Discovery es especial. El Discovery 2017 no es un armatoste, no es cuadrado, ni tiene aristas. Sin embargo, cuenta con 4,97 metros de largo, y gana 4 centímetros de batalla hasta los 2,92 metros.

A pesar del cambio radical, el Discovery mantiene esa parte trasera más elevada, seña de identidad del modelo, que se refleja en el interior ya que la segunda y, sobre todo, la tercera fila están más elevadas a modo de graderío para mejorar la visión. La segunda fila se desplaza 16 centímetros logitudinalmente para ganar espacio de carga o para darle mayor comodidad a los dos pasajeros de la tercera fila, en la que pueden viajar dos adultos de 1,8 metros con relativa comodidad.

El acceso atrás es relativamente cómodo, reclinando el asiento lateral de la segunda fila. Una novedad importante es que podemos abatir los asientos desde la pantalla central delantera, desde los botones situados en la parte trasera del maletero o incluso a través de una app en nuestro móvil. En 14 segundos se pliegan o elevan los asientos.

Tenemos 1.125 litros de espacio de carga con la configuración de cinco asientos (con la de siete nos quedamos con un espacio testimonial para la carga). Si abatimos la segunda fila, la capacidad aumenta a 2.500 litros y, además, el suelo es plano y se puede meter un objeto de 2 metros de largo y 1,4 metros de ancho.

Un detalle importante es que el portón del maletero ya no se divide en dos (o al menos no como antes). Land Rover introduce la solución del Range Rover: con un portón único y, de forma inversa (desde el interior hacia afuera del vehículo) una plancha que aguanta hasta 300 kilogramos. Esto es un guiño a los clientes tradicionales del Discovery y además, la suspensión neumática puede acercar el vehículo 4 centímetros más al suelo, tanto para introducir la carga como para subir y bajar del vehículo.

El Discovery 2017 ‘se quita un peso de encima’

El Land Rover Discovery 2017 cuenta con un chasis monocasco realizado en un 85% en aluminio, lo que resta nada menos que 480 kilos al modelo, para quedarse en 2.080 kilos.

También ayuda la adopción de motores más pequeños, los diésel Ingenium desarrollados por Land Rover, con dos litros de cilindrada y potencias de 180 y 240 caballos. Por encima de ellos se mantiene el seis cilindros TD6 de 258 caballos y también hay una unidad de gasolina: el 3.0 litros Si6 con seis cilindros y 340 caballos. La transmisión es automática en todas las variantes.

Herencia del Range Rover

El nuevo Discovery introduce el sistema Terrain Response 2, con diferentes programas para circular offroad por arena, piedras, barro o nieve. También tiene la función auto que distribuye par en función de la adherencia de cada eje. Incluye la posición Low (que hace las veces de reductora) con bloqueo de diferencial central y trasero.

A ello hay que añadir una herencia de sus hermanos mayores, los Range Rover, el All Terrain Progress Control, que es un control de velocidad de crucero por el que se le programa una velocidad al Discovery para que él solito acelere y frene en situaciones off road complicadas, de tal forma que nosotros sólo tendremos que manejar el volante.

Hereda también del Range Rover la suspensión neumática y la dirección eléctrica con 2,8 vueltas de volante. La suspensión puede elevar el vehículo 7,5 centímetros si se circula a menos de 50 km/h fuera del asfalto y 4 centímetros si la velocidad asciende a entre 50 y 80 km/h. Por otro lado, cuando se circula por carretera a más de 105 km/h la suspensión baja el coche un centímetro y medio para mejorar la eficiencia.

Al mismo tiempo cuenta con una altura al suelo de 28,3 centímetros y, en los vehículos probados el ángulo de ataque era de 34º, el ventral de 27,5º y el de salida de 30º ya que todos los vehículos incorporaban la suspensión neumática. Si no se incorpora esta opción (que no es de serie en las versiones con los motores diésel pequeños) los ángulos serían de 28,5º, 22,5º y 27,5º, respectivamente.

Piedras, barro y dunas como campo de pruebas

Con todo, a pesar de su aspecto más todocamino, el Discovery no ha perdido su versatilidad off road. Durante la presentación recorrimos unos 50 kilómetros por caminos de arena en pleno desierto entre los cañones del parque nacional de Zion y Canyon Point camino del Lago Powell en Utah. En ningún momento, tuvimos que accionar el modo Arena del Terrain Response 2. En modo Auto, el Discovery superó el trayecto sin problemas y con un elevado nivel de confort para los ocupantes.

Del mismo modo, superamos una montaña de roca con una seguridad y solvencia aplastante. Sin sonidos extraños del chasis ni de la suspensión y gracias a su equilibrio de 50:50 de pesos, el coche es capaz de, aun estando con dos ruedas en diagonal en el aire, abrir el portón trasero. Una señal de confianza en el chasis excepcional.

No contentos con esto, hicimos una parada también en el parque estatal de las Dunas de Coral Rosa (Coral Pink Sand Dunes State Park), cerca de Kanab (Utah). Más de seis kilómetros atacando las crestas de las dunas mientras nevaba o llovía y con dos grados de temperatura. Quitando presión a los neumáticos, con la posición LOW y el Terrain Response 2 en modo Arena, superamos las dunas con el motor diésel de seis cilindros sin problemas. Y si nos quedamos atascados fue más por el tráfico que llevábamos delante que por falta de capacidad del Discovery. En ningún momento, nos hizo falta tirar de eslingas para salir del atolladero. Marcha atrás para remontar la duna y gas a fondo para subirla de nuevo. Sin sudar.

Al salir de las Dunas de Coral Rosa tuvimos que atravesar una pista de barro de nueve kilómetros. La diversión fue elevada dados los numerosos contravolantes. Con una cuarta de barro, el Discovery fue capaz de circular a 50 kilómetros por hora. Además, insisto, de forma confortable para los ocupantes.

¿Y, en carretera, cómo va el Land Rover Discovery 2017?

Su adelgazamiento y su estética todocamino (SUV) han hecho que su aplomo en la carretera haya aumentado considerablemente. Se nota, y mucho, la diferencia. Se puede subir una montaña a ritmo alegre y realizar adelantamientos en curva con visibilidad y buen apoyo a los interminables trailers de mercancías que circulan por EE. UU.

En cuanto a los motores hemos podido probar el 2.0 diésel de cuatro cilindros con 240 caballos y el seis cilindros con 258 caballos. Ambos solventan con tranquilidad los obstáculos y mueven con solvencia el vehículo. Por eficiencia, nos quedamos con el de cuatro cilindros (60.500 frente a 65.300 euros). Si hemos de quedarnos con algún motor por suavidad, elasticidad y nivel de sonoridad, nos encantó el seis cilindros de gasolina pero en cuanto a consumos, el cuatro cilindros es la opción, ya que consigue bajar de 8 litros en ciclo mixto sin abusar del acelerador.

La insonorización del habitáculo es elevada, apenas se nota la banda de rodadura de los neumáticos. Y el vehículo a 120 km/h por carretera es silencioso y no balancea a pesar del viento lateral. ¿Es más cómodo un Range Rover Sport? Sí. Pero la diferencia ahora con el Land Rover Discovery se ha reducido mucho. Durante la prueba realizamos más de 400 kilómetros por carretera. Al bajar del vehículo, no tuve ningún tipo de sensación de cansancio.

Los asistentes a la conducción del Discovery 2017

El Land Rover Discovery 2017 mantiene la sofisticación tecnológica de los últimos modelos de la marca. Pudimos comprobar, por ejemplo, el buen funcionamiento del control de velocidad de crucero adaptativo y el mantenimiento del carril. No sólo se adapta a la velocidad del vehículo que nos precede sino que es capaz de corregir por sí solo la trayectoria si nos despistamos. Además, detiene por completo el vehículo si el de delante se detiene y, si no tenemos el control de velocidad de crucero activado, el Discovery frena por si solo para evitar una colisión.

Para labores de remolque, el Discovery puede bajar hasta 6 centímetros para engancharlo y, para maniobras marcha atrás, existe una función que hace que el coche acelere y frene por si sólo mientras que el conductor maneja el volante a través de la rueda del Terrain Response con la guía de las imágenes procedentes de la cámara de visión trasera proyectadas en la pantalla táctil central de 10 pulgadas.

El primer Land Rover Discovery de la era digital

El Land Rover Discovery 2017 es el primero que entra en la era digital. Gracias a una tarjeta SIM incorporada podemos estar siempre conectados a Internet a través del WiFi del coche, que permite que ocho dispositivos naveguen por la red a la vez.

Además, cuenta con nueve puertos USB y un disco duro de almacenamiento de 60 gigas. Además la pantalla central cuenta con la doble visión que permite ver a la vez al conductor el mapa del navegador y al copiloto una película.

Land Rover introduce en el Discovery 2017 el sistema In Control que ya tienen otros modelos de su gama. Se divide en tres partes: el navegador conectado (Touch Pro), la app In Control Route Planner (planificador de ruta) que permite programar la ruta en el móvil y pasarla al vehículo a través de la nube. Podemos incluso ver imágenes en 360 grados del destino. Land Rover asegura que cuenta con 35 apps compatibles con los sistemas móviles iOs y Android.

La tercera pata del sistema In Control sería el Remote (remoto). Desde el móvil se puede abrir y cerrar el coche, configurar la posición de los asientos y todo ello sin que se desconecte la alarma. También está disponible la Activity Key que es una pulsera con tecnología RFID que es la misma que usan las tarjetas de crédito o los móviles. Por ejemplo, dejando la llave del coche dentro, con la pulsera nos vamos a la playa (resiste 50 metros bajo el agua), y a la vuelta si aproximamos nuestra muñeca a la D de Discovery del portón trasero se abre el maletero. Por supuesto, también se abre el coche cuando nos acercamos a la puerta del conductor.

Precios del Discovery con motor diésel

  1. 2.0L I4 TD4 180CV Auto. S – 56.150 euros
  2. 2.0L I4 TD4 180CV Auto. SE – 58.800 euros
  3. 2.0L I4 TD4 180CV Auto. HSE – 68.000 euros
  4. 2.0L I4 TD4 180CV Auto. HSE Luxury – 75.150 euros
  5. 2.0L I4 SD4 240CV Auto. S – 60.450 euros
  6. 2.0L I4 SD4 240CV Auto. SE – 63.100 euros
  7. 2.0L I4 SD4 240CV Auto. HSE – 72.300 euros
  8. 2.0L I4 SD4 240CV Auto. HSE Luxury – 79.450 euros
  9. 3.0L TD6 258CV Auto. SE – 65.300 euros
  10. 3.0L TD6 258CV Auto. HSE – 74.500 euros
  11. 3.0L TD6 258CV Auto. HSE Luxury – 81.650 euros
  12. 3.0L TD6 258CV Auto. First Edition – 91.750 euros

Precios del Discovery con motor gasolina

  1. 3.0L Si6 340CV Auto. SE – 67.800 euros
  2. 3.0L Si6 340CV Auto. HSE – 77.350 euros
  3. 3.0L Si6 340CV Auto. HSE Luxury – 84.800 euros

Compartir noticia

Etiquetas:
4X4 Discovery Land Rover Todoterreno
Kia Sorento 2020: estética americana y motores híbridos por su mayoría de edad Anterior
Siguiente Porsche 911 Targa 4 y 4S 2020: vuelve el 'cabrio perfecto'
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias