Actualidad y videopruebas niw.es

Al volante del Kia ProCeed 2019: emoción familiar

Al volante del Kia ProCeed 2019: emoción familiar

El nuevo Kia ProCeed es una propuesta atrevida, pues solo Mercedes tienen un shooting brake de este tamaño. Pero el fabricante asiático ya avisó de que en la nueva generación, no habría un Kia ProCeed de tres puertas como en la gama anterior porque ya apenas tienen demanda. Pero no dijo que fuera a haber un coche con esa denominación, reservada a la su propuesta más emocional.

Así que no ha mentido cuando ha decidido llamar así a la tercera carrocería que presenta en la gama de su compacto y que responde al formato shooting brake. Para resumir, un familiar deportivo, o un familiar con trazas de coupé. Algo que no tiene ninguna otra marca generalista y de la que sólo presume -porque el estilo es el primer factor de compra de estas versiones- Mercedes-Benz, que tiene sendas variantes basadas en el CLA y el más grande CLS.

El nuevo modelo, que como el resto de la gama Ceed se fabrica en el Viejo Continente, es también una apuesta de la filial europea, que consiguió la luz verde en los cuarteles generales de Corea del Sur. De hecho, esta versión sólo se comercializará en Europa desde comienzos del año que viene y espera atraer a muchos clientes que buscan espacio y estilo, pero que están aburridos de los muchas veces aburridos SUV. El precedente de Mercedes con el CLA Shooting Brake invita al optimismo: a pesar de ser un 25% más caro, el CLA Shooting Brake es el segundo modelo más vendido de la Clase A.

En Kia esperan que esta carrocería suponga hasta un 20% de las ventas. Y si a esto añadimos una cuarta carrocería por desvelar y la electrificación de la gama (sea a través de híbridos ligeros o ‘enchufables’), el plan es pasar de los 72.000 Ceed que vendieron el año pasado en la región a cerca de 200.000 a comienzos de la próxima década.

Gran capacidad de carga

Apenas el capó y las aletas delanteras. Son las únicas partes que el Kia ProCeed comparte con las otras versiones ya existentes, incluida la Wagon, que es más corta y alta (4,3 centímetros). El recién llegado mide 4,60 metros de largo, que es un tamaño ya considerable y como prueba de ello, los 594 litros del maletero. Son apenas 30 menos que el Ceed Wagon y mucho más que el volumen que ofrecen las versiones familiares de muchas berlinas del segmento superior.

Otras ventajas de esta construcción: boca de, aunque algo menores que en el Wagon: carga más baja, sin escalón, y formas más aprovechables. También hay rieles en el suelo y la capacidad se puede ampliar abatiendo (con una pulsación) los respaldos traseros (en proporciones 40/20/40). Para compensar la menor altura de la carrocería en la zona posterior, esos asientos se han colocado algo más bajos: sólo quienes pasen de largo de 1,80 metros de altura se sentirán muy cerca del techo.

En el interior, estas variantes también se distinguen por el recubrimiento en negro del techo, los apliques de metal cepillado en las puertas, el volante con la parte inferior achatada o los asientos más deportivos. Los de las versiones GT son excelentes y se podrán pedir como opción en los acabados GT Line, que llevan unos menos elaborados. El salpicadero, presidido por la pantalla flotante táctil de hasta ocho pulgadas, es el del resto de la gama, aunque para el año que viene está prevista la llegada de un cuadro de instrumentos digital.

En la carrocería, otros detalles distintivos son la doble salida de escape, la tercera luz de freno triangular, los pilotos de led’s que abarcan toda la anchura del portón (que puede ser eléctrico e ‘inteligente’) y las llantas, de 17 o 18 pulgadas. Además, el coche va cinco mm más cerca del suelo, lo que unido a unas suspensiones específicas (independientes en ambos ejes, con muelles más duros) se traduce en una dirección más directa.

Nuevo motor gasolina de 204 caballos

La dinámica del Kia ProCeed es soberbia en el caso del GT, que ya hemos podido conducir aunque con unidades camufladas por los alrededores de Francfort. El trabajo extra llevado a cabo para la puesta a punto, y la monta de ayudas como la vectorización del par en el eje delantero para limitar el subviraje, se dejan notar en una gran estabilidad lineal y en curva, también a velocidades muy altas, sin tener que sacrificar el confort.

Las buenas sensaciones también se debían al motor que gobernábamos: nada menos que el 1.6 Turbo gasolina de 204 caballos, que implica también frenos mucho más potentes y, en nuestro caso, asociado a la caja de cambios de doble embrague DCT y siete marchas ya conocida en la gama.

Es opcional, porque de serie viene con un manual de seis relaciones que es el único disponible para el Kia ProCeed menos prestacional: el gasolina 1.0 de 120 caballos. Los otros son el nuevo gasolina 1.4 de 140 caballos y el diésel 1.6 de 136 caballos. Estas tres últimas versiones son siempre acabado GT Line, nunca GT. Todos los motores vienen con filtro de partículas y el diésel, con sistema SCR, por lo que ya cumplen las normativas de emisiones que están por llegar.

Optar por el cambio DCT, que se puede gestionar mediante levas en el volante, trae de regalo un programa de modos de conducción, Normal y Sport. El segundo hace mucho más directa la respuesta de acelerador, dirección y cambio (las marchas se estiran hasta las 6.500 vueltas si insistimos), convirtiendo al coche en un familiar muy deportivo, o póngalo al revés si lo prefiere. Además, cambia el sonido hacia uno más bronco mitad artificial, mitad natural.

Dado que este modelo no llegará a España aproximadamente hasta el mes de abril, nada se sabe de los precios. Se podría especular con unos 1.000 euros por encima del Wagon a igualdad de motor y equipamiento. Lo que sí está confirmado es una amplia oferta de equipos de confort (como el equipo de música JBL o los asientos delanteros y traseros calefactados) y, especialmente de seguridad.

De hecho, logran hacer del coche un vehículo autónomo de nivel dos capaz de guiarse por sí solo dentro del carril, manteniendo la distancia con otros coches y a velocidades de hasta 180 km/h. El conductor sólo tiene que mantener las manos en el volante, por si acaso.

Compartir noticia

Etiquetas:
KIA KIA ProCeed
Lexus UX 300e: 10 años o un millón de kilómetros de garantía para la batería Anterior
Siguiente Kia Sorento 2020: estética americana y motores híbridos por su mayoría de edad
Ver coches por marca:
Abarth
Alfa Romeo
Aston Martin
Audi
Bentley
BMW
Cadillac
Citroen
Cupra
Dacia
DFSK
Drexel
DS
Ferrari
Fiat
Ford
Honda
Hyundai
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Land Rover
Lexus
Mahindra
Maserati
Mazda
Mercedes-Benz
MINI
Mitsubishi
Nissan
Opel
Peugeot
Porsche
Renault
Seat
Skoda
Smart
SsangYong
Subaru
Suzuki
Tesla
Toyota
Volkswagen
Volvo
Noticias relacionadas
Recibir noticias